martes, 3 de abril de 2018

Lupe Vélez a Johnny Weissmuller: ¿LE GUSTARÍA VENIR A TOMARSE UNA COPA CONMIGO?



(Fragmento del capítulo 11: La vida sin Gary)

Lupe se hospedó en el hotel Central Park, que había sido construido por Hearst en 1926 como otro más de sus regalos para Marion Davies -una de las formas con que trataba de compensarla por su posesividad y los más de treinta años de diferencia entre ambos-, de manera que allí pudiera recibir a sus amistades del medio artístico y a eso se debía que se ubicara frente al teatro Ziegfeld, lo que le había convertido en un sitio frecuentado por actores. Una noche, Lupe se topó en el elevador con un hombre bien parecido y robusto. Cuando éste se disponía a acostarse, recibió una llamada telefónica:
 
- Hola, míster Tárzan, soy Lupe Vélez. Mi habitación está justo debajo de la suya. ¿Le gustaría venir a tomarse una copa conmigo?
 
- Sí, claro –respondió Weissmuller-, y yo soy John Barrymore. Ahora estoy cansado y me voy a dormir.

No tuvieron que transcurrir más de treinta segundos sin que el teléfono volviera a sonar. Lupe desató un torrente de insultos en español para después colgar. Weissmuller llamó a la recepción para corroborar si era verdad que ella era huésped del hotel. El empleado le respondió que en efecto, y procedió a comunicarlo:

- Lo lamento mucho. La verdad es que pensé que se trataba de una chiflada haciéndome una broma. ¿La invitación para tomarnos una copa sigue en pie?

La respuesta era predecible. Weissmuller bajó para entrar no sólo esa noche en su habitación, sino en la vida de Lupe Vélez.
 

Jules Etienne 
 
En la fotografía aparecen Lupe Vélez y Johnny Weissmuller: "¿Le gustaría venir a tomarse una copa conmigo?"

1 comentario:

  1. esta anécdota es graciosa, ya la había leído en alguna ocasión =) Muchas gracias por tu comentario y claro que me encantaría que enlazaras mi blog por aquí.....y mira, hasta resulta que Mexicali es famosa =) saludos grandes!

    ResponderEliminar